Indemnización por esguince cervical y la reclamación de Carla

La indemnización por esguince cervical es la lesión que con más frecuencia atendemos. Como ya sabréis de otras entradas que hemos publicado, nos gusta compartir, y siempre con el permiso de nuestros clientes, aquellas reclamaciones en las que hemos conseguido obtener una buena indemnización para aquellos que han confiado en nosotros.

En este artículo me gustaría comentaros la reclamación que gestioné a Carla. Carla es una chica joven, que hace pocos años que tiene carnet de conducir, y que era la primera vez que se veía envuelta en un accidente de tráfico.

Pero como siempre, los accidentes llegan cuando menos te lo esperas. En un carril de aceleración, Carla procedía a incorporarse a la autovía, cuando un coche con exceso de velocidad, y saltándose la línea continua, y que se encontraba 3 coches por detrás de ella, decidió incorporarse, golpeando su vehículo por la parte trasera, acabando con el paragolpes trasero totalmente roto, y con Carla teniendo que se atendida por la ambulancia debido a un fuerte golpe en el cuello.indemnización por esguince cervical

Tras las primeras atenciones en el lugar del accidente, Carla pudo ir por su propio pie al hospital, en el cual le diagnosticaron un esguince cervical, y que tenía que hacer reposo. No obstante, debido a que no hacía mucho que había empezado a trabajar, se negó a que le dieran la baja laboral, por lo que fue a trabajar al día siguiente.

En ese momento, la que sería nuestra clienta contactó con nosotros por teléfono, y rápidamente nos encargó la gestión del asunto. Carla entendió que para reclamar una indemnización por esguince cervical es importante que todo el proceso de recuperación y rehabilitación esté lo más detallado posible. Por ello confió en nosotros para que le diéramos asesoramiento desde el primer momento. Además, desde ese momento tramitamos la Designa de Abogado Privado con su compañía de seguros, por lo que una vez cobrada la reclamación, nuestros honorarios los pagaría su propia compañía.

Carla estuvo, entre recuperación y rehabilitación un total de 63 días de baja médica (que no laboral). Gracias a nuestros consejos, nuestra clienta pudo obtener informes lo más detallados posibles, que nos ayudarían posteriormente a realizar la reclamación a la compañía contraria.

Una vez recopilados todos los informes médicos, procedimos a reclamar una indemnización para ella de 63 días a razón de 30 euros diarios, por cuanto no podíamos justificar que las lesiones le hubieran impedido hacer su vida con normalidad, ya que Carla se negó a coger la baja laboral, por lo que la reclamación era de 1.890.-€.

Tras realizar la reclamación, la compañía contraria nos contestó en 72 horas que nos daba el 100% del importe reclamado, los 1.890.-€ íntegros. Lógicamente, Carla aceptó la cantidad, y en 48 horas tenía ingresado el dinero en su cuenta.

Una vez ingresado el dinero, nos encargamos de gestionar nuestra factura de honorarios con su compañía de seguros, la cual abonó en el transcurso de 1 semana.

En conclusión, Carla disfrutó de asesoramiento jurídico en su reclamación, cobró el 100% de lo reclamado, y no tuvo gastar ni un sólo euro en nuestros honorarios.

Pero todavía hay una cuestión más importante. Carla nunca acudió a nuestras oficinas, y de hecho, no conozco a Carla personalmente. Todo se realizó por teléfono, correo electrónico y videoconferencia, por lo que para gestionar una indemnización por esguince cervical lo más importante es estar bien asesorado y realizar una correcta reclamación.

Si el artículo os ha parecido interesante podéis compartirlo para que otros lesionados por accidente de tráfico sepan que pueden reclamar por sus lesiones. Para cualquier duda o comentario no dudéis en usar nuestro formulario de contacto.

Contacta con nosotros:

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Usuario de Skype

Explíquenos su caso