Indemnizaciones de seguros por accidente y las pólizas de seguros

A la hora de calcular las indemnizaciones de seguros por accidente lo primordial es contar con una buena póliza de seguros.

Muchas veces cuando queremos contratar una póliza de seguros para nuestro vehículo únicamente nos fijamos en el precio. Esta es más cara, esta es más barata. Pero si existe una diferencia en el precio, en una sociedad tan competitiva, es porque alguna diferencia existe entre ambas pólizas. Y aquí es donde hay que fijarse bien.

Recuerdo un anuncio de la compañía Verti en el que se justificaba que sus precios eran más económicos porque como todo se podía hacer online, no necesitaban tanto personal y con ello el precio era más bajo, y te enganchaban con un eslogan parecido a “porque nosotros usamos la cabeza”. Pero la realidad no es tan parecida a como la pintan. De hecho compañías de primer nivel como Zurich permiten gestionar sus siniestros de forma online, igual que las compañías Low Cost. ¿Dónde está la diferencia entonces? Lo has acertado: en su clausulado.

Os estaréis preguntando, ¿y en qué puede variar la póliza para que sea más caro o más barato?

Pues la respuesta es que prácticamente en cualquier cosa. Ahora bien, hemos detectado varias pautas entre las compañías que vale la pena destacar. Como este es un tema que puede ser muy extenso, hemos decidido analizar las cláusulas de forma individual en distintas entradas para que esta no se haga eterna. Con ello vamos con nuestra cláusula preferida:

Indemnizaciones de seguros por accidente y la cláusula de defensa jurídica

Esta es una de las cláusulas más olvidadas que existen, y a la vez una de las más eficaces. A la hora de reclamar indemnizaciones de seguros por accidente, uno de los puntos más interesantes es poder tener un Abogado de confianza que realice las gestiones. A grandes rasgos, esta cláusula te permite contratar el Abogado que tú quieras para que se encargue de reclamar tu indemnización si has tenido un accidente … ¡y lo paga la compañía!

No me negaréis que esta cláusula no es interesante. ¿Pero… lo paga entero? Aquí es donde encontramos la gran diferencia entre Low Cost y Primer Nivel. Mientras que algunas compañías de primer nivel llegan a cubrir hasta 3.000.-€ de honorarios de Abogados, las compañías Low Cost difícilmente superarán los 600.-€.

¿Cuánto te estás ahorrando al año en tu seguro? Puede ser que entre 100 o 150.-€. Si el accidente es un latigazo cervical, es posible que con 600.-€ te cubra, salvo que lleves a tu familia en el coche y también resulten lesionados. Este hecho es importante, ya que a la hora de reclamar indemnizaciones de seguros por accidente, no es lo mismo reclamar para ti que para todos los ocupantes del vehículo.

Porque… a mi familia también le cubre la defensa jurídica, ¿verdad?

Pues lamentamos decirte que una póliza reducida en precio no te va a cubrir a los acompañantes o, en el mejor de los casos, esos 600.-€ se deberán repartir para todos. Si iban 4 ocupantes en el vehículo, los 4 resultan lesionados y cada uno debe recibir una indemnización de 2.000.-€, queda absolutamente claro que un abogado particular va a cobrar más de esos 600.-€, por lo que toca poner dinero de la indemnización para pagarle, o bien confiar en el abogado que te ponga la compañía.

Diferencias del clausulado

Por lo tanto, las diferencias más importantes en esta cláusula son:indemnizaciones de seguros por accidente

a) La limitación del importe que la compañía pagará por el abogado particular.

b) Si dicho importe es íntegro para cada ocupante del vehículo, o bien se debe repartir para todos.

c) Si permite su aplicación a todos los ocupantes del vehículo, o exclusivamente al tomador, beneficiario o conductor.

Recomendaciones para escoger la póliza adecuada

Con esta reflexión os animamos a que cojáis las condiciones particulares de vuestra póliza (las cortas) y miréis si os incluye defensa jurídica, y si es así, hasta qué importe. Si directamente no la incluye, o bien el importe es inferior a 1.000.-€, nuestro consejo es que habléis con vuestro agente de seguros y le preguntéis cuánto subiría el seguro si la contratarais para más de 1.000.-€. Si la diferencia no es muy elevada, contratadla. Ante cualquier imprevisto tener un abogado de confianza da una tranquilidad que no se puede comprar por 50.-€ más al año.

Seguidamente, y una vez cumplido el requisito de tener un buen importe asegurado de defensa jurídica, os recomiendo que leáis las condiciones generales (el tocho de 50 hojas) y descubrid quiénes están cubiertos por la póliza. Este es otro punto importante al reclamar indemnizaciones de seguros por accidente, y el problema es que esta parte de la póliza es muy farragosa y difícil de entender, aparte de contradictoria en algunos puntos. Para más tranquilidad, podéis ir con vuestras condiciones a preguntarle a vuestro agente de seguros para que os explique dicha cláusula y con ello actuar en consecuencia.

Nuevamente, recomendamos las más amplia posible, ya que es muy interesante que cubra a todos los ocupantes del vehículo, y que además el importe sea íntegro para cada uno de ellos. Por nuestra experiencia, estas cláusulas sólo las hemos visto en aseguradoras de primer nivel, ya que generalmente este es un punto que suelen recortar las Low Cost.

Conclusión

Como conclusión, el Low Cost está muy bien, pero hay que saber a ciencia cierta qué supone pagar menos. A la hora de reclamar indemnizaciones de seguros por accidente recomendamos informarse de cuánto costaría una cobertura más completa, y con toda la información en la mano, actuar. Y lo más importante: ser consecuente con ello.

 

Contacta con nosotros:

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Usuario de Skype

Explíquenos su caso