Indemnizaciones por latigazo cervical: 4 puntos indispensables a seguir

Las indemnizaciones por latigazo cervical sufrido en accidente de trafico suponen la mayoría de las indemnizaciones que pagan las compañías aseguradoras a diario.
Por ello, y como ya te imaginarás, se saben todos los trucos posibles para intentar rebajar tu indemnización, o bien decir que se niegan a pagar porque según ellos “no existe relación de causalidad” de tu lesión con el accidente.
Precisamente para intentar bloquearles esas excusas hemos creado este artículo en el cual os recomendamos cuatro puntos básicos que debéis seguir en un accidente de tráfico, especialmente cuando se sufre un latigazo cervical

1.- Hacer parte amistoso con el vehículo que ha colisionado

Es punto es absolutamente básico es las indemnizaciones por latigazo cervical. Si no es posible, porque el otro conductor no quiere hacer parte, debéis llamar inmediatamente a la Policía, Guardia Civil o Mossos d’Esquadra para que acudan y levanten atestado sobre lo ocurrido. Ese atestado policial equivaldrá al parte amistoso, y allí los agentes recogerán las manifestaciones de todas las personas presentes y harán unas conclusiones que posteriormente las compañías aseguradoras verificarán.
Si no fuera posible hacer parte amistoso porque el otro vehículo se da a la fuga, es muy importante poder apuntar su matrícula. Con ello, iremos lo antes posible a una comisaría de policía a denunciar los hechos, dándoles la matrícula del vehículo que nos ha golpeado.
Al parte amistoso, la denuncia policial o el atestado policial permitirá demostrar ante las compañías aseguradoras que el accidente realmente ha insistido, quién han sido parte, y quién es el culpable. Sin estos datos, se podría considerar que el accidente no ha existido, y las compañías aseguradoras no se harían responsables de los daños del vehículo o de las lesiones de las personas que iban en ellos.

2.- Ir al médico lo antes posible.

Con el nuevo baremo de accidentes de tráfico, y además según decían los tribunales con anterioridad, es necesario demostrar que entre el accidente y las lesiones de una persona existe una “relación de causalidad”. ¿Qué es la relación de causalidad? Simplemente es una relación que permite creer que, a consecuencia del golpe recibido, esa persona ha sufrido unas lesiones determinadas.
¿Verdad que parece obvio? Pues en realidad no lo es. Imaginaos que tenemos un accidente de tráfico, y tenemos mucho dolor en el cuello y nos mareamos, pero no vamos al médico hasta pasada una semana. ¿Cómo podemos demostrar que esas lesiones son a consecuencia del accidente, o que esa persona se cayó por las escaleras 4 días después, y lo está intentando colar como lesión del accidente?
Como es muy difícil contestar a esta respuesta, el baremo de accidentes da un plazo de 3 días desde que ocurrió el accidente para ir al médico. Si la persona no ha ido dentro de esos 3 días, automáticamente se entiende que las lesiones no son a causa de accidente, y deja de existir la famosa “relación de causalidad”.
En conclusión, para la reclamación de indemnizaciones por latigazo cervical hay que ir al médico lo antes posible una vez hemos tenido un accidente. Parece exagerado, pero cada hora que pase, irá en nuestra contra a la hora de poder demostrar las lesiones ante la compañía de seguros.

3.- Tener toda la documentación disponible y a mano

Debéis tener en cueindemnizaciones por latigazo cervicalnta que a la hora de hacer la primera oferta a la compañía de seguros, hemos de acompañar toda la documentación médica disponible.
Por ello es importante que para reclamar indemnizaciones por latigazo cervical tengamos toda la documentación disponible para que todas las proposiciones que hagamos sean realistas y vayan acompañadas de documentación médica. Además, también servirá para que la indemnización se pueda tramitar mucho más rápido.
¿Qué ocurre si no tenemos documentación médica de alguna parte del proceso de curación? Corremos el riesgo de que la compañía aseguradora, de inicio, nos limite la cuantía de la indemnización porque no le hemos demostrado alguna parte de las lesiones que decimos tener. Por ello, es importante que siempre tengamos toda la documentación, y además que la tengamos disponible y a mano.

4.- Tener un abogado especialista en accidentes de tráfico

Tras la anterior explicación podría pensarse, ¿para qué necesito un abogado para reclamar mi indemnización?
Aunque la reclamación parece sencilla, en realidad no lo es. Poder llegar a contactar con las compañías de seguro muchas veces es muy farragoso. Además, para enviar la documentación, muchas personas no tienen un escáner con suficiente resolución para poder enviar la documentación, o directamente no tienen tiempo suficiente para tramitar la reclamación.
Lo primero de todo es que es posible que hasta el abogado te salga gratis. Generalmente las pólizas de seguros de vehículos incluyen la cláusula de defensa jurídica en la que, hasta un límite, pagan los honorarios del abogado que tú elijas.
Pero además, la ventaja es que será el propio abogado quien se encargue de toda la tramitación del procedimiento, además de asesorarte durante toda la tramitación del mismo. En resumen, para reclamar indemnizaciones por latigazo cervical es mucho más cómodo, teniendo en cuenta de que lo más probable es que te salga gratis, contratar un abogado especialista.

Espero que con estos 4 puntos no cometáis ningún error a la hora de gestionar vuestra reclamación por accidente de tráfico. Como siempre si tenéis alguna duda, no dudéis en contactar con nosotros.

Contacta con nosotros:

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Usuario de Skype

Explíquenos su caso