Lesiones por atropello y cómo obtener su indemnización en dinero

Lesiones por atropello

Las lesiones por atropello están creciendo en los últimos años, y es una realidad que no podemos obviar. Desconocemos realmente cuáles pueden ser los motivos, ya que por el momento los expertos en movilidad no han sabido identificar todavía el motivo.

Ciudades como Barcelona incluso han pintado en el asfalto, frente a los pasos de peatones, que un porcentaje de los accidentes de la ciudad han sido con peatones.

Antes este aumento de lesiones por atropello nos hemos visto obligados a escribir este artículo, ya que también es cierto que son varias las reclamaciones que hemos cursado por este motivo.

Lo primero que es necesario saber es que la reclamación es muy parecida a la del accidente de tráfico convencional entre dos vehículos.lesiones por atropello

La diferencia, habréis podido observar, es que la persona que ha sido atropellada no habrá sufrido daños en su vehículo, ya que se trataba de un peatón. Caso aparte son los accidentes con ciclistas, a los que también se considera atropello.

En ese caso sí existirán daños en la bicicleta, pero estos casos tienen en común que ni el peatón ni el ciclista disponen de un seguro exclusivo y obligatorio para caminar por la acera, ni circular en bicicleta.

Por lo tanto, si hemos sido víctimas de un atropello no podemos olvidarnos que lo primero que hay que intentar es que quede constancia del accidente. Con un parte de accidente amistoso puede bastar. Como el peatón no dispondrá de modelo, será el conductor del vehículo quien deberá hacer uso de él y entregar copia al peatón.

Si por el motivo que fuera el conductor del vehículo no dispusiera de uno, no queda más remedio que llamar a la Guardia Urbana o Policía, según donde se produzca el atropello para que redacten un atestado en el que se recojan las características del accidente.

El parte o el atestado es muy importante, ya que nos ayuda mucho a poder demostrar que el accidente ha existido.

Con respecto a cursar la reclamación, hay que dirigirse a la compañía aseguradora del vehículo que nos ha atropellado, y reclamar nuestras lesiones por atropello. Esta parte es idéntica a una reclamación por accidente entre dos vehículos.

En muchos otros artículos hemos hecho énfasis en la cláusula de defensa jurídica de vuestra póliza de circulación de vehículos. Por ello quiero recordaros que muchas veces en dicha póliza, o incluso en la póliza de seguro del hogar, se incluye la libre designación de Abogado para cursar reclamaciones por atropello mientras se circula como peatón.

Por ello es importante tener a mano estas pólizas, ya que aun sin conducir un vehículo, y con el seguro del hogar, los honorarios del abogado que realiza la reclamación pueden resultar gratuitos.

Espero que os haya servido esta información. Si os ha parecido interesante la podéis compartir con vuestros conocidos por si les pudiera ser de utilidad.

Para cualquier tipo de duda o consulta podéis contactar con nosotros a través del siguiente formulario:

Contacta con nosotros:

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Usuario de Skype

Explíquenos su caso